• Turismo andaluz Junio 900x90

Málaga 21.es

Miércoles 26 / 07 / 2017
TRANSLATE TO :

ENGLISH
DEUTSCH
FRANÇAIS
РУССКИЙ

El tiempo en Málaga es
MUY NUBLADO y 23 º C

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

Opinión

El Estado del estrecho de Gibraltar

Salvo Tierra 2017-04-10 00:53:00

comentarios

Tal vez hubo una vez un sueño, a finales del siglo XIX, de declarar el más poderoso y enriquecedor Estado independiente del mundo. Podía ser un maquiavélico delirio del mismísimo James Moriarty, pero por alguna razón desconocida ni tan siquiera quedó en un relato sherlockiano. Cual podría ser la razón que llevó a Sir Arthur Conan Doyle a interesarse por nuestra tierra.
El Estado del estrecho de Gibraltar

Simplemente recoger indicios para una nueva aventura de Sherlock Holmes en la que descubriese el misterio del Mary Celeste, ese bergantín fantasma, sin tripulantes, que surcaba el Atlántico con proa hacía Gibraltar. O podía haber alguna razón más. 

Posiblemente fuese otra atracción tan seductora como opaca la que trajo hasta aquí a tan ilustre visitante, algo tan sorprendente entonces como ahora. Qué en 1869 el Comisario de Sanidad de Gibraltar, lo más parecido entonces a un alcalde, proviniese de una familia malagueña tan reconocida como los Larios, a la par que el Ministro Plenipotenciario de España en China y Marruecos fuese Adolfo Patxot, un gibraltareño con orígenes catalanes, debió de llamar ineludiblemente su atención. Seguro que la inquieta imaginación de Sir Arthur le debió proponer una fantástica trama en la que ambos personajes andaban conjurados para proclamar el Estado del Estrecho de Gibraltar. Controlar el Estrecho entonces era controlar medio mundo y un buen bocado del poder económico. Los Larios de Gibraltar hicieron una peculiar conquista de las tierras malagueñas y gaditanas más cercanas al estratégico lugar. No utilizaron por más arma que la influencia suficiente para adquirir a buen precio grandes extensiones de terreno provenientes de la desamortización. Adolfo Patxot, por su parte, era una intrigante figura, familiarizado con ilustres personajes de la Corte madrileña, como el mismísimo Madoz, Presidente de la Junta Revolucionaria. Y así entabló relaciones con Pablo Larios y su mujer la Condesa de Marzales, fundando una enigmática villa en El Cobre, en cuyo alrededor aún crecen con sorpresa esas plantas venenosas que tanto interesaron a Doyle, el rododendro o la Asclepias curassavica, y tantas veces citadas en sus obras.  Sin embargo Doyle, hasta donde conozco, si escribió sobre el misterio del buque fantasma en su relato de 1884, Declaración de J. Habakuk Jephson, pero nada más sobre su estancia en nuestra tierra. Tal vez las confusas relaciones internacionales entre los personajes influyentes de la escena no le permitieron acabar una obra de intriga que prometía, ya que tenía todos los ingredientes propios de su estilo novelístico.

Hoy Gibraltar ya no tiene el mismo valor geoestratégico que a finales del XIX cuando oriundos de tan distintos lugares coincidían en armonía. Sin embargo ante una confusa desconexión del Reino Unido de Europa las proclamas y acciones de algunos políticos parecen ignorar la equilibrada avenencia de las gentes que hoy ocupan las tierras del Campo de Gibraltar. Solo cabe pensar que Doyle lo que descubrió es que en algún momento habría un brexit, obra del pérfido Moriarty, para acabar con tan conveniente convivencia.

 

LISTADO DE COMENTARIOS

        

OPINA:

noticias21.es | CGC SL | info@noticias21.es

Aviso legal | Somos noticias21