• Turismo andaluz Junio 900x90

Málaga 21.es

Lunes 11 / 12 / 2017
TRANSLATE TO :

ENGLISH
DEUTSCH
FRANÇAIS
РУССКИЙ

El tiempo en Málaga es
PARC. NUBLADO y 10 º C

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

Opinión

Canción triste de la caquita del perro

Salvo Tierra 2017-03-21 01:56:00

comentarios

El comisario Flores llamó al intendente para comunicarle que estaban en el lugar de los hechos y que le marcara el protocolo a seguir. La oficial Andrade, su inseparable ayudante, le interrumpió para comunicarle que una persona yacía en el asfalto con signos de violencia en su cabeza. Se retiró a husmear mientras Flores informaba a su superior. La conversación era tensa y las palabras resonaban en el silencio en la noche.

Qué dicen, le preguntó la subordinada, y visiblemente enojado no le dio más respuesta que nosotros a lo nuestro. En tantos años en la policía científica nunca había vivido nada igual. Tras un silencio incómodo ella volvió a insistir, y ahora qué hacemos. Con irritada desgana le describió los pasos a seguir. Recoger con esmero la caquita, encapsularla, llevarla al laboratorio y esperar a los resultados. Andrade se interesó sobre qué hacer con la víctima aparentemente agonizante. Las órdenes de la superioridad eran claras, primero aclarar quién era el dueño del perro que había defecado en la vía pública y cuando lo resolviesen entonces deberían volver a preocuparse por el herido.

Después de un par de horas el laboratorio les proporcionó la ficha del perro y su propietario. Era una señora que vivía en el mismo lugar de los hechos. Ahora procedía ir a sancionarla con quinientos euros por tan vil delito. Antes de subir ambos miraron el cuerpo yacente que se desangraba en abundancia. Le abrió la puerta una señora octogenaria enfundada en una bata de boatiné y que se movía a duras penas. Es usted Doña Marcela y tiene un caniche que atiende al nombre de Puskas, interrogó Flores. Asintió con la cabeza y le entregaron, entre la incomprensión y la pena, el parte de la denuncia. No la dejaron defenderse porque el otro caso les apremiaba.

Al acercarse al cuerpo de la víctima encontraron de inmediato el móvil del crimen, una maceta de geranio. De inmediato se lo comunicaron al intendente, que les ordenó que esperasen instrucciones. El intendente telefoneó al concejal responsable de la materia, y este a su vez contó al alcalde lo sucedido. El edil ipso facto dictó un bando por el cual se hacía obligatorio que en el plazo de quince días todos los propietarios de macetas de geranios debían contar con el perfil genético de su planta y que dispondrían de subvenciones para hacerlo. Mientras tanto Andrade desobedeció las órdenes y pidió una ambulancia al ver como agonizaba la víctima, pero cuando los facultativos llegaron ya era demasiado tarde. No llevaba documentación por lo que era imposible su rápida identificación. Entonces Flores pensó que si los perros disponían de su perfil genético, y los geranios los poseerían pronto, era lógico que los vecinos también lo tendrían, ya que además como había leído suponía un claro beneficio para la salud de los humanos. Llamó al intendente, y este al concejal, que elevó consultas al alcalde. Este fue contundente al afirmar que estaban locos, que eso le correspondía a otros.

Meses más tarde se supo que la maceta de geranio estaba a nombre de Doña Marcela. Cuando fueron a entregarle el parte de denuncia le abrió la puerta una asistenta social, momento en el que Puskas aprovechó para escaparse. Estaba inmóvil en la cama de una habitación iluminada por una vela. La pensión le daba solo para comida y medicamentos, el invierno había sido duro y no le quedaba para pagar la factura de la luz, aclaró la chica. Mientras Flores no paraba de repetir que estos políticos eran unos gilipollas, Andrade miraba por el balcón y no pudo aguantar unas lágrimas de injusticia y rebeldía. Allí era evidente que nunca hubo ninguna maceta.

(Continuará) 

 

 

LISTADO DE COMENTARIOS

        

OPINA:

noticias21.es | CGC SL | info@noticias21.es

Aviso legal | Somos noticias21